El último día de mayo ha sido un día para recordar. Pedro Sánchez se reunía con todos los suyos en el Congreso con una puesta en escena muy similar a la utilizada por el dictador norcoreano, nada de autocrítica por su aplastante derrota electoral y una manada de diputados, que al ver que peligra su sustento por la derrota que se avecina el 23-J, se llevaron muchos minutos aplaudiendo en pie a su líder supremo en la esperanza de que se cuente con ellos para ocupar los pocos puestos de salida de cada lista provincial y así solucionar, su papeo y el de los suyos, estos próximos cuatro años.

Para Sánchez, la culpa de la derrota no es suya, es de esa supuesta derecha reaccionaria que llega y a la que alude últimamente mucho, para él, la voluntad popular solo es democrática cuando votan a su partido.

Pero el supuesto líder de la oposición, Feijóo, tampoco salió muy bien parado, pues cometió el mismo error de sus antecesores. Irse a “chuparle el culo” a los empresarios separatistas catalanes imitando a los nefastos, Rajoy y Casado, en vez de ir a darles ánimo, como por ejemplo hace Vox, a todos esos españoles catalanes que a diario ven pisoteados sus derechos y libertades por el gobierno separatista catalán. Si en España hace ya demasiado que la Constitución, no está en vigor, no se cumple, imaginémonos en Cataluña.

La cruda realidad, es la de que el PP de Cataluña, ese partido valiente de Alejo Vidal Quadras o el de la postergada, Cayetana Álvarez de Toledo, ya no existe. El galleguista Feijóo, pretende llevarse bien con ese nacionalismo catalán moderado que solo existe en la mente de estos tibios dirigentes populares.

Sánchez de tonto no tiene un pelo, el problema es que pone su inteligencia al servicio del mal. Ha elegido el 23-J para que los ciudadanos, muchos de ellos desplazados de sus domicilios por las vacaciones, no voten, y si lo hacen, lo hagan por correo, de lo demás se ocupará su Correos y si los números no cuadran, para eso tiene a su INDRA para hacer el recuento. Este despreciable tipo es capaz de todo por mantenerse en La Moncloa, no se va ni con agua caliente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver más

  • Responsable: Alejandro Baeza Serrano.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a Webempresa que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad