Sánchez e Iglesias ya ejercen
de atracadores, pues están atracando al propio Estado. Cuando se referían a eso
tan contradictorio de “volver” a la nueva normalidad, lo que realmente querían
decir, es que nada iba a ser igual. La figura de Dolores Delgado, actual Fiscal
General (del Gobierno), está siendo fundamental en casi todo lo que pretende
perpetrar este infame Gobierno.

La Fiscalía pretende que se
archive todo lo relacionado con el Delegado del Gobierno en Madrid por haber
impulsado las manifestaciones feministas e ideologizadas del 8-M pese a conocer
el riesgo de infección por el Covid-19; al igual que pretende, que el Jefe de
los Mossos, Trapero, se vaya “casi de rositas” por su delictiva actuación el
1-O, en una nueva e inadmisible cesión al separatismo. Sánchez y su Gobierno,
solo sirven al sectarismo, al independentismo y al revanchismo ideológico.

Si estás en el poder,
controlas a la Justicia y tienes a la gran mayoría de los medios a tu servicio,
que te desalojen de él es muy difícil. Con el Consejo General del Poder
Judicial, el Tribunal Supremo y el Tribunal Constitucional, todos muy
politizados, donde no queda atisbo alguno de independencia, y amedrentando a
los jueces que instruyen casos sensibles para ellos, como a la juez del caso
del 8-M, en esas condiciones, nuestra democracia está como esa moribunda
gallina a la que despluman antes de cortarle el cuello.

A Sánchez e Iglesias no les
tiembla el pulso a la hora de proseguir con su proyecto de demolición de
nuestro Estado democrático. Hugo Chávez tardó seis años en conseguirlo, estos
van más rápido.

En su obsesión por tumbar la
monarquía no escatiman esfuerzos, viendo que nuestro actual Rey se comporta con
unos niveles de ejemplaridad muy elevados y no puede ser atacado por nada,
ahora pretenden hacer daño a la Casa Real yendo contra el Rey Emérito por el
caso del AVE a la Meca.

Al Rey Juan Carlos, que nunca
fue santo de mi devoción por llevar una vida privada bastante escandalosa e
impropia de alguien que ostenta ese cargo, hay que reconocerle que hizo unas
excelentes gestiones, a nivel de contactos personales y diplomáticas, para
conseguir ese gran contrato para empresas españolas. Si puso la mano y se llevó
alguna comisión, está claro que es condenable, pero soy de los piensa, que en
un país donde casi todos los políticos se llevan y se han llevado comisiones
por todo, antes de ir contra el ex Jefe del Estado, habría que ir contra todos
esos políticos. Justamente, los miembros más antimonárquicos de nuestro
Gobierno, Iglesias y los suyos, han sido financiados por potencias extranjeras pertenecientes
al “Eje del Mal”, por dictaduras o por teocracias que atentan a diario contra
los DDHH y utilizan el crimen como norma. Es decir, los que hicieron grandes
servicios a España y se llevaron algo a cambio, son perseguidos, y los que
reciben dinero manchado de sangre nos gobiernan y pretenden llevar ante los
tribunales a los otros. Empiezo a pensar que nuestra democracia puede ser
calificada de fallida.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver más

  • Responsable: Alejandro Baeza Serrano.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a Webempresa que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad