Hoy todos los españoles hemos visto las escandalosas imágenes del puerto de Algeciras, agricultores heridos por una policía a la que este Gobierno ha dado órdenes de emplear mucha más contundencia de la que nos tiene acostumbrada cuando el que tienen enfrente no es un padre de familia que lucha por su futuro, cuando los que tienen enfrente son comunistas, proetarras, separatistas u okupas.

Nuestros agricultores tienen muy claro, que si no mantienen su presión, que si no hacen cambiar al Gobierno de opinión, lo tendrán todo perdido, sus hijos tendrán que abandonar el campo y dedicarse a otra cosa.

El Pacto Verde Europeo y toda la normativa derivada de él atenta contra los intereses del Pueblo Español y nuestra soberanía alimentaria.

En el tema de los productos agrarios, es imprescindible aplicar el Principio de Reciprocidad mediante cláusulas espejo, en todos los productos agrícolas y ganaderos importados a la UE y por supuesto, aumentar los controles en frontera, especialmente con Marruecos, para asegurar que los productos importados cumplen con las normativas internas de la UE y las cantidades arancelarias establecidas en el acuerdo de libre comercio. Esa es la única manera de terminar con la competencia desleal de terceros países mediante mecanismos de control de importaciones extracomunitarias, estableciendo cupos, aranceles compensatorios y revisión de precios mínimos de entrada y promoviendo regulaciones sobre umbrales de producción de esos países, con el fin de garantizar la rentabilidad de las explotaciones agrarias españolas.

Tampoco podemos sumarnos al acuerdo UE-MERCOSUR mientras no se garantice que no perjudica a ningún sector de la industria y que reporte beneficios para nuestros agricultores y personas dedicadas al sector primario.

Nuestros agricultores tienen miles de razones para estar en pie de guerra. No se puede permitir que productos químicos que o están prohibidos en España hace años o está muy limitado su uso, en Marruecos u otros países, se utilicen de manera masiva y luego se vendan aquí a bajo precio pese a ser dañinos para nuestra salud. Ya se han examinado en innumerables ocasiones y muchos multiplican por mil su presencia en productos agrícolas que luego nos comemos.

El otro día se manifestaron nuestros agricultores en la puerta de la Delegación del Gobierno en Sevilla y vi a una nutrida representación de políticos del PP mostrándoles su apoyo, lo que no les dijeron es que ellos apoyan la implantación de la Agenda 2030 y nunca votan a favor de lo que antes he mencionado, tanto aquí como en la UE. Los únicos que se oponen a la Agenda 2030 y al Pacto Verde Europeo, son los de Abascal, pero como ellos están vetados en los medios, pocos se enteran.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver más

  • Responsable: Alejandro Baeza Serrano.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a Webempresa que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad