Es pública y notoria la inquina que le tiene Marlaska, ministro del Interior, a la Guardia Civil, algo que ha demostrado sobradamente en todos los años que lleva en el cargo, pero lo que acaba de perpetrar contra la Benemérita, roza lo indecente.

Ante la avalancha, que más bien es una invasión a cámara lenta, de inmigrantes ilegales que llegan a diario a las Islas Canarias, nuestro Gobierno está desbordado y en vez de tomar medidas que acaben con el “efecto llamada”, se dedica a enviar cuasi clandestinamente y digo esto, porque lo hace sin avisar a las autoridades autonómicas o locales, a grupos de ilegales a puntos diversos de nuestra geografía nacional. En este caso, los ha enviado a Ceuta.

Como lo hace “a escondidas”, cuando llegan, las autoridades no tienen nada dispuesto para acogerlos dignamente y ocurren situaciones tan grotescas como lo acaecido en Ceuta, donde se les han entregado a estos delincuentes y digo delincuentes porque entrar ilegalmente en un país es un delito, uniformes de la guardia civil y del ejército de tierra, entre los que se encuentran hasta cinturones de nylon de combate y botas de Iturri, botas que para mí las quisiera, pues son excelentes y “cuestan una pasta”.

Tengo que añadir, que este ministro, que este Gobierno que les entrega estas prendas tan alegremente a estos ilegales, lleva mucho tiempo racaneando a los propios guardias ese mismo material, uno de ellos ha declarado que lleva un año esperando uno de esos polos, este asunto ha desbordado el vaso de la indignación en el Cuerpo. Para más inri, llevar estas prendas por la calle sin ser guardia civil, es delito.

Ahora nos cuentan los cómplices de Marlaska la milonga de que van a abrir una investigación y que esa ropa puede formar parte de una partida de uniformes en desuso o con taras que, de alguna manera, fuese entregada a alguna ONG, cuando el reglamento interno de la Guardia Civil no solo no lo contempla, es que además lo prohíbe.

Y mientras tanto, los guardias civiles denunciando en que la última licitación de uniformes por parte de Interior para dotarles de equipamiento “se ha apostado por la cantidad antes que por la calidad”.

Tenemos la desgracia de padecer a un gobierno de canallas que en vez de mirar por los suyos, siempre tratan de beneficiar a los que no respetan la ley.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver más

  • Responsable: Alejandro Baeza Serrano.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a Webempresa que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad